Pasta casera

Hacer pasta casera es un placer equiparable a la calceta o a la ebanistería japonesa: requiere tal concentración para conseguir formas uniformes y bonitas que, cuando terminas, tienes la cabeza despejada como el cielo de verano.

Y si lo tuyo es disfrutar, pero prefieres ahorrarte el trabajo repetitivo y minucioso, prueba nuestra selección de pasta italiana artesana.

Más vendidos