<- Aceite de oliva virgen extra
Aceite de oliva virgen extra ecológico de Alhaurín - 500 ml

Aceite de oliva virgen extra ecológico de Alhaurín - 500 ml

El Amasadero Valoraciones con ekomi.es
Código de producto: 922
13,00 €
En stock: si

Realmente me sigue apasionando el verano. Creí que con el paso de los años esto dejaría de ser así pero me equivoqué. Cada año me vuelve la pena cuando empiezan a acortarse los días y mis hijos vuelven al cole. 

No obstante hay una cosa que me reconforta. A mitad de septiembre, aún con las temperaturas a niveles insoportables para las personas poco familiarizadas con esta región, empieza la primera fase de la recogida de la aceituna. En septiembre se coge la aceituna aloreña, se parte, se echa en salmuera y se aliña. Es una de las mejores aceitunas de mesa de Europa. Por no decir que puede estar entre las tres primeras. Si las pruebas sabrás que no exagero.

Ver a tantos hombres y mujeres en sus tierras familiares año tras año me dice que la vida sigue. Pase lo que pase, el año que viene habrá que coger aceitunas para partir, para moler, talar el olivo, quemar la leña, ... Es imposible que la pena dure mucho sabiendo la explosión de vida y trabajo de los meses posteriores.

Es precisamente en otoño cuando la aceituna empieza a madurar, y aquí cada familia y cada molino decide el grado de maduración en el que va a recolectar para moler. Un aceite hecho a gusto de cada casa.

Molisur es una empresa de nuestro pueblo que siempre ha tenido pasión por este producto. Muele aceite para muchas familias de la comarca y elabora el suyo propio basándose en años de experiencia.

¿Y de este aceite qué me dices?

Está hecho con aceituna hojiblanca. Es de maduración tardía y se ha recolectado pronto para molerla aún verde. A mí, el aceite de la fruta poco madura es el que más me gusta. De lejos. Es intenso, picante y un poco amargo. Su olor es lo más cerca que vas a estar a ese momento en el que se cargan las cajas de aceitunas en el coche para llevarlas al molino: las de abajo se van aplastando por el peso y empiezan a soltar ese aroma único.

También es de extracción en frío. Esto significa que importa más la calidad a la cantidad. En frío se sacan menos litros, pero conserva un sabor espectacular.

¡Por favor, tómalo en crudo!. Sobre una rebanada de pan recién hecho, ya sabes el refrán: "Al pan caliente, abrirle un hoyito y echarle aceite".