<- Especias
Pimienta negra molida - 40 g

Pimienta negra molida - 40 g

El Amasadero Valoraciones con ekomi.es
Código de producto: 946
2,20 €
En stock: si

¿Que para qué sirve la pimienta negra, además de para salpimentar? Teniendo en cuenta que hablamos del gesto gastronómico por excelencia, lo difícil es encontrar recetas con las que no encaje. Este condimento, procedente de la misma baya que la pimienta blanca y la verde, se usa desde tiempos inmemoriales (bueno, no tanto) a lo largo y ancho del mundo para añadir un punto picante y realzar el sabor de prácticamente cualquier preparación.

Con estas credenciales, entenderemos por qué se trata de un ingrediente muy apreciado en países asiáticos, donde se cultiva y donde el paladar está mejor entrenado para disfrutar de sabores ardientes. En Singapur, por ejemplo, el cangrejo a la pimienta es toda una institución y en Tailandia, el condimento forma parte de la mayor parte de sus curries, que vienen a ser un poco como su tortilla española. En Vietnam, la salsa  Muoi Tieu Chanh que acompaña pescados y mariscos no lleva otra cosa que sal, zumo de lima y pimienta negra, que también se usa en el marinado de la carne que da cuerpo a los Bahn mi, esos bocadillos multicolores (y multisabores) en pan de baguette.

Vente a Alemania, Peppe

El mismo predicamento tiene la pimienta negra a este lado del Pacífico, del Índico y del Atlántico. Acompañante inseparable de todo tipo de carnes, cocinadas o crudas –caso del steak tartar–, en Italia hace tándem con el queso pecorino en la pasta Caccio e Peppe, una receta romana con menos misterio que el mecanismo del botijo (aunque con cierta enjundia a la hora de prepararla como es debido). Sobre mozzarella, burrata o cualquier otro lácteo, la especia mejora y decora el plato, ya sea en pasta, pizza, crostini o ensalada. Y sí, con tomate, crudo o en salsa, también es un acierto.

Indispensable en marinados y escabeches de pescado (en este caso, mejor entera), en Alemania la juntan con patata en sus muy laureadas kartoffelsalad y kartoffelsuppe y también la añaden, junto con otras especias, a sus galletas abizcochadas, pfeffernüsse.

Para darle más uso que sobre cremas de verduras, salsas, huevos o revueltos, la pimienta puede llevarse a la repostería como contrapunto al chocolate, para aromatizar bizcochos o para dar un toque gamberro a unas fresas con helado o yogur.